¡Hola liposoma!

Hace muchos meses que una entrada como esta se estaba gestando en mi cabeza. Y hace ya mucho tiempo que esperaba tener algún momento para escribirla. A veces, las oportunidades, los momentos, llegan cuando no los esperas, cuando la vida te cambia inesperadamente los planes. Como siempre, entre trabajo, estudios, y guerras vitales es difícil encontrar momentos para compartir, y los momentos no esperados se convierten en apropiados.

Hace dos años, en 2016, los liposomas entraron en mi mundo pisando fuerte, de la mano de la vitamina C liposomal, mientras luchaba contra viento y marea y con todo lo que estaba en mi mano, para salir de mi propia pesadilla vital en cuestión de salud. Y vinieron a cambiar mi vida de una forma tan radical que mi interés y mi completa admiración por la encapsulación liposomal no ha dejado de crecer desde entonces.

¿Qué son los liposomas y por qué esta entrada dedicada a ellos?

Los liposomas son pequeñas estructuras esféricas, que oscilan entre los 20 nm y los 500 um de diámetro.

Son esferas huecas, donde la pared que separa el medio interno del medio externo, está constituida por una bicapa lipídica formada por fosfolípidos.

 

Liposoma

¿Qué son los fosfolípidos?

Se conoce como fosfolípidos a un grupo de lípidos que contienen fósforo, estando compuestos principalmente por ácidos grasos, un grupo fosfato y una molécula orgánica simple.  

Los fosfolípidos son los principales constituyentes lipídicos de las membranas celulares, creando una barrera protectora semi-permeable que mantiene la integridad de las células. Participan como mensajeros en el envío de señales que activan las enzimas mitocondriales y en la síntesis de diversos compuestos de señalización celular.

Como molécula, la principal característica de los fosfolípidos es su carácter anfipático: una parte de la molécula tiene afinidad por el agua (hidrófila o polar), y otra, por la grasa (lipófila o no polar). De ahí que se encuentren formando estructuras en bicapa, con las zonas no polares de los constituyentes de cada capa orientadas hacia el interior.

 

Bicapa Lipídica
Fosfolípido
Fosfolípido

Dependiendo de la estructura que está unida al ácido fosfórico, encontraremos distintos tipos de fosfolípidos. Los fosfolípidos más importantes son:

  • Fosfatidilcolina
  • Fosfatidiletanolamina
  • Fosfatidilserina
  • Fosfatidilinositol

Podemos encontrar fosfolípidos en la soja, semillas de calabaza, girasol, nueces, huevo, krill, leche, mantequilla…

Y ahora que ya tenemos un poquito más claro que son los fosfolípidos, volvamos a los liposomas.

Como te comentaba un poquito más arriba, la vitamina C liposomal vino a mejorar mucho, mucho las cosas, cuando en 2016 luchaba para salir adelante tras perder de forma drástica una ya deficiente salud a mediados de 2015. Si quieres saber más, puedes leer parte de la historia (siempre habrá una parte de esa guerra que las palabras no podrán expresar), aquí.

En medio de una situación donde la fatiga convertía los 5 minutos andando que me separaban del trabajo en una dura prueba, mi cuerpo era incapaz de digerir proteínas y carbohidratos complejos, y mi costado derecho era un bloque de cemento totalmente colapsado, terso e inflamado, la vitamina C me ayudaba a tolerar los días. El caos en mi intestino y el provocado a su vez por el quiste de casi 6 cm en mi ovario derecho, tenían a mi hígado y vesícula literalmente colapsados, inflamados, tratando de manejar sin éxito el exceso de estrógenos, las toxinas y los lipopolisacáridos del SIBO. Así que, aunque la vitamina C que ya aportaba desde hace meses ayudó, no fue hasta que probé la vitamina C liposomal, que por entonces no se conseguía fácilmente, que las cosas empezaron a cambiar de verdad. Por entonces, la encargaba de Reino Unido, porque traerla de Estados Unidos era aún más complicado.

Durante meses el aporte diario de vitamina C liposomal vino a ir mejorando las cosas, y cada día pude ir viendo mejoría. Pude ir ganando algo de fuerza y energía, la niebla mental daba alguna tregua, la tensión constante en mi costado se iba aflojando, e incluso mi piel tenía mejor aspecto. Hablo de un trabajo de meses, y de mucho, mucho esfuerzo en todos los ámbitos, pero que dio un giro de 180 grados a mi situación vital de entonces.

Los liposomas y la encapsulación liposomal se convirtieron en mi área de estudio y experimentación, y durante mucho tiempo busqué la forma de que algo que para mi había supuesto un cambio tan radical en mi salud, fuera más accesible y fuera conocido por aquellos que, como yo, lidiaban con los síntomas típicos de un hígado pidiendo rescate (fatiga, sensibilidad química, exceso de toxemia, vesícula disfuncional…) a su vez asociados a un sistema inmune fuera de control, y a su vez asociados a un intestino en muy, muy mal estado. 

La encapsulación liposomal es desde hace unos años un gran avance en la entrega de medicamentos y nutrientes, aumentando enormemente la biodisponibilidad y absorción a nivel celular. 

Los liposomas en la industria de la suplementación se forman con extractos de lecitinas, ricos en fosfolípidos. Cuando se mezclan con agua, los fosfolípidos forman pequeñas vesículas con un vacío central, que encapsulan agua e ingredientes activos. Las moléculas o sustancias hidrofílicas pueden ser transportadas en el agua encapsulada en el interior del liposoma, mientras que los químicos hidrofóbicos se pueden disolver en la membrana. De esta manera, los liposomas tienen la habilidad de transportar los dos tipos de moléculas. 

 

Liposoma Carga Hidrofilica y Lipofílica

El interés en el uso de liposomas para la entrega de suplementos y medicamentos radica en que éstos son fácilmente absorbidos en el tracto gastrointestinal, con lo que las moléculas encapsuladas, también lo son. Esto evita la barrera que hace que muchos productos beneficiosos no sean absorbidos por el cuerpo en niveles efectivos. Los productos encapsulados en los liposomas, alcanzan niveles en sangre muy superiores a los encontrados en formulaciones no liposomales.

En cuestión de años, el auge de los liposomas está revolucionado la entrega de nutrientes y medicamentos y se espera que esta tecnología de encapsulación siga creciendo y ofreciendo cada día nuevas posibilidades de favorecer la recuperación de salud.

El conocimiento de hoy me permite mirar a aquellos meses en los que la vitamina C liposomal me ayudó a caminar, y entender mucho de lo que hizo por mi. Por aquel entonces, la metilación aún no había aparecido en escena y no era consciente de la necesidad y los maravillosos efectos de los fosfolípidos y en especial la fosfatidilcolina en nuestro cuerpo. No conocía el glutatión, del que hace unos meses te hablé aquí y que vino a aportar otro gran avance en la recuperación de mi salud, ni lo había probado en su versión liposomal. No entendía muy bien el accionar, pero sabía que aquello estaba ayudando a mi hígado a lidiar con el exceso de caos, y a su vez estaba alimentando a mi cerebro. Sabía que los efectos antioxidantes de la vitamina C me ayudaban a lidiar con tanto estrés oxidativo, y que mi sistema inmunitario agradecía cantidades suficientes de vitamina C en el medio del caos generado por un estado inflamatorio severo, un intestino excesivamente permeable y una avalancha de toxinas y lipopolisacáridos navegando libremente por mi torrente sanguíneo. Sabía pocas cosas, pero no sabiendo, desde la necesidad, las aprendí. 

 

Se sabe más del camino por haber viajado en él, que por todas las conjeturas y descripciones del mundo (Willian Hazlitt).

El buen juicio nace de la buena inteligencia, y la buena inteligencia deriva de la razón, sacada de las buenas reglas; y las buenas reglas son hijas de la buena experiencia: madre común de todas las ciencias y las artes (Leonardo Da Vinci).

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Email


¿Quieres recibir las publicaciones en tu e-mail?

Consulta aquí nuestra política de privacidad. Una vez dado tu consentimiento pasarás a formar parte de mi lista de suscriptores, donde recibirás ocasionalmente por email mis publicaciones así como información sobre otros productos/servicios que puedan surgir a partir de este proyecto.